Vídeo de boda completo en l’Orangerie: Romina y Morales se tatuan su amor

En este post encontraréis el vídeo de boda completo en L’Orangerie que hicimos para Romina y Morales. En el caso de este enlace, todos coincidimos en que fue uno de los más especiales del verano. La química con los novios fue tan grande que el día nos pasó en un parpadeo. Nos sentimos como en casa, con unos novios que desbordaban alegría y transparencia y nos ponían las cosas muy fáciles. Los conocimos a su preboda, un lovely stories bien divertido donde nos explicó cómo se había conocido. Ese día ya vimos que con esta pareja todo era sinceridad y confianza y no podíamos desaprovechar la ocasión para hacer un buen reportaje el día de la boda.

Así pues, el día 1 de septiembre, Dani y Albert a los mandos del vídeo y los insuperables Juanjo Gago y Jean segovia en la foto, cogíamos los bártulos y nos dirigíamos a primera hora de la tarde hacia Riudoms, a casa de los padres de Morales .

Preparativos del novio en Riudoms

A Morales ya lo conocíamos. Un chico sencillo que transmite una admirable serenidad y elegancia. En casa de sus padres se puso bien guapo, con tranquilidad y buen rollo, mostrándose natural e impasible ante nuestras cámaras. Íbamos bien de tiempo y pudimos bajar a la calle a hacer algunos planos extras con el novio antes de ir hacia Reus a ver la novia.

Preparativos de la novia en Reus

Romina estaba igual de contenta, pero bastante más nerviosa que su futuro marido. Mientras se preparaba ayudada por su madre y su cuñada, pudimos coger unos fantásticos planos que reflejaban su sensualidad natural. Tras el discurso del ramillete fuimos rápidamente hacia el coche para llegar a tiempo a L’Orangerie.

Ceremonia en los jardines de l’ Orangerie de Clos Barenys

Los jardines de l’ Orangerie parecen tocados por una varita mágica. Allí todas las ceremonias quedan preciosas, y ésta no fue una excepción. Los invitados iban ocupando las sillas y al poco entraba el novio, acompañado de su madre, con toda la tranquilidad del mundo. La novia no se hizo esperar, y al poco entraba contentísima del brazo de su padre.

La ceremonia fue sincera y divertida a partes iguales, y con el clásico beso y una lluvia de pétalos se daba por terminada la parte protocolaria para dar paso a la fiesta.

Banquete de lujo en L’Orangerie

Antes de empezar a engullir robamos los recién casados ​​para hacer una preciosa sesión en los jardines de la finca. Buena luz, unos novios entregados y un escenario espectacular. Con estos ingredientes sólo podíamos sacar buenas imágenes. Una de las sesiones de pareja más bonitas que recordamos.

Pasado este trámite, comenzaba el aperitivo con las delicatessen de la Orangerie. Impecable como siempre.

Una vez dentro de la sala, el nivel se mantuvo. Buena cocina, regalos y sorpresas, emoción y alegría. Una boda con todas las de la ley.

El vals nupcial en la Orangerie siempre nos deja imágenes espectaculares que no quisimos desaprovechar. Comenzaba la fiesta y la barra libre.

Preparamos nuestra OlalifeTV para una sesión de preguntas a los invitados, y el resultado no pudo ser mejor. Inspiradísimos y divertidísimos estuvieron todos los entrevistados, poniéndonos el trabajo muy fácil en el montaje.

A altas horas de la madrugada nos despedíamos de los novios, satisfechos por el trabajo realizado y con muchas ganas de llegar al montaje.

Aquí el resultado final.

¡Esperemos que os guste!

Lovely Comments

Contáctanos

¡Pregúntanos lo que quieras! Te responderemos lo más rápido posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search